domingo, 10 de agosto de 2014

¡He vuelto a la vida!

Más de un año que he dejado abandonado mi blog. Como algunos sabrán tengo un empleo formal que es el que me pone el pan sobre la mesa todos los días, pues hace un tiempo largo he tenido que ampliar mis horarios laborales, lo que ha quitado horas a mi escritura y lectura lamentablemente.
Recientemente regresé a mi pasión, la escritura. Sin embargo, lo que en otro instante pasado de mi vida, me salía tan natural y con soltura, descubrí que en la actualidad mis dedos están oxidados y ya no se mueven como antes, al igual que las ideas no se conjuran en mi mente como solían hacerlo. A pesar de la rusticidad con la que mis palabras se plasman, voy a continuar y no volver a renunciar aunque sea a coste de horas de sueño, porque no estoy dispuesta a perder mi respirar como es la escritura para mí.
Retomé las redes sociales y a pesar de lo fácil que pueda parecer, uff que difícil volver a estar en órbita y conectarse con personas a las que nos entusiasman los mismos temas.  Sin embargo, veré de revisar e ir posteando algunos relatos antiguos que tengo guardados,  como para ir ganando algo de práctica.

¡He vuelto y esta vez es para quedarme!

No hay comentarios:

Publicar un comentario